Cómo tratar el síndrome del ojo seco.

El ojo seco es un síndrome que se produce, porque las glándulas que son las encargadas de segregar lágrimas tienen un mal funcionamiento, por lo tanto se produce la disminución de la lubricación de los ojos.

Este resecamiento de los ojos a veces es transitorio ya que ocurre por factores ambientales, ciertos medicamentos que son ingeridos o hábitos mal hechos que perjudican la vista.

Este síndrome del ojo seco, afecta a millones de personas a partir de los 40 años, siendo una afección que molesta mucho, pero existen tratamientos naturales con los que puede mejorar.

Causas del ojo seco:

-Carencia de vitamina A.

-Ingesta de anticonceptivos orales.

-Lesiones oculares.

-Lentes de contacto.

-Medicamentos como antialérgicos, antidepresivos, diuréticos para bajar la presión, etc.

-Enfermedades del hígado.

-Fijar la vista sin parpadear.

-Por el paso de los años, pues las glándulas oculares producen menos secreciones.

-Ardor.

-Enrojecimiento.

-Exposición prolongada al sol, al humo, climas secos, vientos, químicos, son factores que ayudan al síndrome del ojo seco.

-Visión borrosa.

-Sentir molestia a la luz intensa.

Remedios caseros:

Se recomienda utilizar infusiones como de manzanilla, té o malva.

Se aplica en compresas sobre los párpados cerrados.

También esta infusión se puede usar en forma de gotas o como lavado para los ojos.

Alimentación que se debe tener para evitar el ojo seco:

Es importante una alimentación correcta para evitar este síndrome, incorporando diariamente alimentos o suplementos, se notará mejoría.

Comer suplementos como, omega 3, aceite de pescado, aceite de linaza, semilla de linaza, alcachofa y cardo mariano, poseen propiedades que expulsan grasa del organismo, ayudando así a la función glandular y las secreciones se hacen más líquidos.

Es muy beneficiosa la vitamina A, se puede consumir en suplemento o ingerir alimentos que la contengan como:

Espinacas, tomates, zanahorias, pimiento rojo, melocotón, fresas, etc.