Cómo tratar la leucorrea.

La leucorrea es producida por hongos los cuales viven de manera saprofita con nosotros, pero si hay algo que favorece el crecimiento excesivo, por ejemplo el tomar antibióticos, aumenta el flujo, el cual es amarillo y de muy mal olor, produce picazón y enrojecimiento vaginal y al orinar quema mucho.

La leucorrea es una enfermedad de color transparente o blanco, y no tiene mal olor, y algunas veces causa irritación vulvar si la cantidad es mucha es mayor en las fases que es previa a la menstruación por la influencia hormonal.

Otra de las causas que producen el crecimiento es el exceso de higiene en esta zona, el cual desequilibra la flora vaginal normal y favorece el crecimiento de las cándidas. Otras infecciones que se descartan son las enfermedades de transmisión sexual, osea la gonococia, chlamydias, gardnerella y tricomonas.

Remedios naturales.

20 grs. De hoja de modal, en un litro de agua hirviendo, apagamos y se deja reposar,           filtramos y tomamos 3 tazas chicas al día de la infusión.

     Lila india.

  • ponga un puñado de hojas secas de lila india en un sartén, deje que enfríe y aplaste para obtener un polvo fino, mezcle 2 cucharadas de este polvo con agua suficiente para hacer una pasta. Póngala en la parte de la vagina y los alrededores. Haga esto 2 veces en el día durante un par de días.
  • Lave 100 g Okra y corte en trozos.
  • Hierva las piezas Okra en medio litro de agua por 20 minutos hasta que reduzca a la mitad.
  • Filtre la solución y se divide en tres partes.
  • Tome una porción de esta solución con un poco de miel 3 veces al día
  • Haga este remedio hasta que mejore.
  • Plátano.
  • Coma 1 a 2 plátanos muy maduros cada día para ayudar a controlar la leucorrea.
  • También mezcle 2 cucharadas de flor de plátano jugo con 2 cucharadas de polvo de caramelo palmyrah y hacerlo una vez al día.
  • Remoje 2 a 3 higos secos en una taza de agua por la noche, a la mañana del día siguiente se mezclan los higos empapados en agua y beber en ayunas.
  • También puede rectificar la misma cantidad de corteza de higuera y la higuera de bengala en un polvo fino. Luego mezcle una cucharada de este polvo en dos tazas de agua, y use esta solución como un lavado vaginal.