Remedios naturales para el asma.

Esta enfermedad afecta a personas de diferentes edades, pero en especial en la infancia. En Estados unidos existen más de 25 millones de personas que lo padecen y 7 millones son niños.

El asma es una de las enfermedades crónicas; los pulmones se inflaman y estrecha las vías respiratorias, esta enfermedad dura largo tiempo, es un periodo que se repite, los silbidos al respirar, se dificulta el respirar, presión en el pecho, tos. Esta tos aumenta en las noches con bastante frecuencia o en sus primeras horas dentro de la mañana.

Cuando estas vías respiratorias reaccionan, los músculos que las rodean se contraen, esto hace que no llegue mucho aire a sus pulmones, la hinchazón también puede estrechar las vías respiratorias mucho más, y las células de las vías respiratorias pueden producir mucha más mucosidad de lo normal, esta mucosa es un liquido muy pegajoso y bastante espeso que eso hace que se estrechen mas las vías respiratorias.

 Remedios naturales.

  • Natación: Este ejercicio desarrolla y expande tus pulmones y si esto lo hacemos junto con los 2 remedios que se mencionaran a continuación, obtendrá buenos resultados. Los niños se sanan del asma haciendo natación.
  • Leche, cola de ardilla o llantén: Hierva en la leche 5 hojas de llantén, tome esto de 2 a 3 veces en el día, por 15 días, esto eliminara y evitara esos ataques asmáticos que tan seguido le daba.
  • Cebolla y miel: En una botella de cristal usaremos 12 onzas de miel siempre puro, sacamos el jugo de 3 cebollas rojas, y se mezcla con miel. Ahora tome 3 veces al día por un mes.

Ingredientes.

  • 2 limones medianos.
  • ½ kilo de cebollas moradas.
  • 7 cucharadas de miel cruda.
  • 5 litros de agua.
  • 2 tazas de jarabe de arce puro.

Preparación.

En un sartén ponga el jarabe de arce y caliente  a fuego medio, ahora agregue la cebolla morada y picada en rodajas, cocina por un par de minutos y agregue agua.

Hierva esta mezcla a fuego medio hasta que el agua disminuya a un tercio y déjelo reposar. Exprima los limones y guarde, agregue miel y el jugo de limón, revuelva muy bien  todo para que pueda integrarse completamente. Ahora la mezcla debe reposar por toda la noche y por la mañana cuela y guarda este remedio en un frasco de vidrio con tapa.

Se consume: tomando una cucharada de esta mezcla antes de las 3 comidas, cuando se termine el frasco, puede volver hacer la preparación, repita el tratamiento varias veces hasta ver los resultados  positivos, y que el pulmón se mejora, se puede dar a los niños en una dosis de cucharaditas de té.

Esta preparación también es buena para combatir la tos, gripe y resfriados. Se diluye también en agua caliente.