Estudio revela: Leche contiene pesticida que podría causar Parkinson y deteriora el cerebro

La enfermedad de Parkinson (EP) es un trastorno crónico progresivo del sistema nervioso que afecta la capacidad de la persona para moverse.

De cada 100.000 personas en los EE.UU., 3 murieron a causa de esta enfermedad en la década de los 80. En la década de 2000 ese número pasó a ser el doble.

Un nuevo estudio publicado en la revista Neurología muestra una posible relación con este aumento y un pesticida (heptacloro) que se encuentra en la leche.

Los investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Shiga en Japón notaron esta conexión cuando estudiaron a hombres estadounidenses de origen japonés en Hawái, un estado en el que se utilizó con frecuencia este pesticida.

Los hombres que bebían dos o más vasos de leche al día al inicio del estudio tenían un 40% menos de células en la sustancia negra del cerebro que 30 años más tarde (en comparación con los hombres que bebían menos de dos tazas de leche por día).

Los investigadores también descubrieron que el 90% de los hombres que bebían la leche tenía residuos del plaguicida heptacloro epóxido en sus cerebros.

Este pesticida fue de uso difundido en Hawái a causa de la industria de la piña.

Fue utilizado para el control de insectos asociados con la piña, y los altos niveles del mismo afectaron en la producción de leche debido a que las vacas fueron alimentadas con partes de los restos de piña.

Cómo se realizó el estudio

El estudio se realizó en 449 hombres japoneses-americanos durante al menos 30 años hasta el momento que fallecieron.

Después de su muerte, se realizaron estudios adicionales a las células de la sustancia negra y los residuos del plaguicida en el cerebro.

¿Hay una conexión legítima entre la leche y el Parkinson?

A pesar de que mucha de la leche en 1980 contenía el pesticida, este estudio no tomó en cuenta a aquellos que no bebieron esta leche contaminada, así que no hay manera de mostrar una relación de causa y efecto entre el Parkinson y este pesticida.

Sin embargo, el estudio muestra una asociación entre ambos.

Este pesticida todavía se utiliza

El heptacloro epóxido fue prohibido en 1988 para su uso en la agricultura y los hogares, pero todavía se utiliza para el control de hormigas.

Por desgracia, el heptacloro no es el único pesticida que causar un riesgo inherente con el Parkinson. Nada menos que 11 pesticidas de uso común se han relacionado con esta enfermedad.

Fuente: http://www.healthy-holistic-living.com/milk-parkinsons-connection.html