Por qué no debes poner hielo en los refrescos.

En temporada de calor a todos nos gusta refrescarnos y tomar algún refresco que lleve hielo y creemos que el problema se ha solucionado, pues debes saber que no es una buena idea.

Existen diferentes investigaciones que se han realizado para averiguar si los famosos cubos de hielo que son tan cotizados en verano, son realmente buenos para nuestra salud.

El resultado arrojó datos difícil de creer, en la gran mayoría de los locales que son de comidas rápidas y también cafeterías, el agua que se ocupaba para hacer hielo se encontraba llena de bacterias.

Las máquinas que producen hielo no se limpian minuciosamente como debiera ser.

Se ha descubierto que las bacterias que se encuentran en el hielo se debe a un factor humano, es decir las personas que manipulan las máquinas y los cubos de hielo, son empleados que también asean los baños, limpian el piso, tienen contacto con el dinero y no se lavan las manos.

Se debe tomar en cuenta que no es el agua el problema, sino la proliferación de bacterias en cuyas máquinas que las produce o las manos de quienes manipulan las bebidas.

Cuando preparamos el hielo en nuestra casa, se debe tener en cuenta:

-Limpiar muy bien las cubetas.

-Lavarse bien las manos antes de manipular los hielos.

-Limpiar bien el dispensador de hielo del refrigerador, ya que a veces puede crecer moho el cual pasará al cubo, luego a la bebida y por último al organismo.

– De esta forma hay menos posibilidad de que se introduzcan microorganismos que perjudiquen nuestra salud.

Precaución:

-Las bebidas demasiado frías, pueden llegar a producir irritación en la garganta o incluso atacar las cuerdas vocales llegando a producir una disfonía.

-Se debe evitar el consumo de agua con hielo o muy congelada con las comidas, esto produce indigestión.

-El consumo de líquidos fríos, contrae los vasos sanguíneos, aumentando la producción de mucosidad en el cuerpo, por lo tanto se obstaculiza la hidratación.

Recomendaciones:

-Se recomienda beber agua tibia como una infusión ya que se mueven mejor los intestinos, facilita más rápido la digestión, se purifica la sangre y se produce una desintoxicación del cuerpo a través de los riñones.

-Al consumir algo caliente o tibio cuando estamos comiendo, se digieren mejor las grasas, evitando que estas se solidifiquen en las paredes del estómago.

-Se recomienda ingerir alguna infusión cuando el menú incluye grasas animales o vegetales como: yema de huevo, mantequilla, carne, frutos secos o aceites.

Loading...