Cura la rosácea con remedios natutrales.

La rosácea es aquella condición crónica de nuestra piel que afecta la cara de las personas, si no avanza mucho, no es de preocuparse y los síntomas que tiene son un poco desagradables y bajan mucho la autoestima de quien lo padece.

Existe un remedio casero para la rosácea el cual es la harina de avena, este remedio ayuda a disminuir  la pérdida de humedad, y también ayuda a hidratar nuestra piel.

Hay 5 motivos por lo que causan el enrojecimiento de la cara, son los: alimentos que se condimentan mucho, el estrés, al alcohol, la humedad del ambiente y el calor, la rosácea es muy común en personas de 30 a 50 años y las personas que son de piel muy blanca.

Remedios naturales.

  1. Te verde: Ponga te verde por lo menos 2 veces al día, hágalo y sabrá de los cambios que produce.
  1. Vinagre de sidra de manzana: Esto se puede usar de manera liquidado igual existen pastillas, esto le ayuda mucho a sacar los enzimas y dejará en muy buena armonía a nuestro intestino.
  1. Avena machacada: Esto es especial para disminuir la perdida de humedad e hidrata su piel, y con esto solo se tiene que preparar una pasta de harina y avena y póngalo en las partes que se encuentra la rosácea, déjelo hay por 4 minutos y luego lávese con agua fría.
  1. Aloe vera: Esta nos regala mucho alivio a estos síntomas desinflamado, si le quita la irritación y también el enrojecimiento. Y de la misma manera la rosácea.
  1. Manzanilla: Se prepara un té de manzanilla muy natural, ahora deje que enfríe, moje un paño y ponga esto sobre la cara, sentirá que la rosácea que va solo pero esto se hace varias veces.
  1. Tome mucha agua: Al tomar de 2 a 3 litros de agua al día, su organismo funciona muy bien y se logran eliminar muchas toxinas, su piel se sentirá más humectada.
  1. Aceite de oliva: Se hace un masaje muy suave en el rostro con este aceite tiene que ser por lo menos 1 vez en el día.
  1. Zinc: Este no es un remedio casero pero el solo hecho de que este en su dieta será muy bienvenido y la ayudará mucho para la cicatrización de su delicada piel.