Alzheimer, diez señales que no podemos olvidar.

El alzheimer, es una enfermedad mental progresiva, que se caracteriza por una degeneración de las células nerviosas del cerebro, incluyendo una disminución de la masa cerebral;  con manifestaciones de pérdida de memoria, de desorientación en forma temporal y espacial, además del deterioro intelectual, del lenguaje y personal.

Diez señales que nos alertan.

1.- Cambios de memoria: Olvidar información recién aprendida.

2.- Dificultad para resolver problemas.

3.- Dificultad para desarrollar las tareas habituales en la casa, en el trabajo.

4.- Pérdida de orientación del lugar y tiempo.

5.- Problemas para comprender imágenes visuales.

6.- Problemas para coordinar y llevar una conversación.

7.- Perder fácilmente sus objetos personales.

8.- Falta de juicio para tomar decisiones.

9.- Pérdida de iniciativa.

10.-Cambios de humor o personalidad.

Factores de riesgo.

– Uno de los factores de riesgo más importantes es la edad.  En EE.UU. se estima   que aproximadamente un 5 % de los adultos que tienen entre los 65 y 74 años, y casi el 50 % de los que tienen 85 años y más, tienen esta enfermedad.

– La mayoría de los casos de alzheimer, se registran en forma tardía, aproximadamente después de los 65 años. Esta enfermedad de aparición tardía no tiene causa conocida.   Sin embargo en algunas familias, un gene llamado apolipoproteína E, parece ser un factor de riesgo para esta enfermedad.

– Es muchos casos es una enfermedad que se hereda.

– Otros factores que contribuyen, son factores asociados a enfermedades cardiovasculares, de diabetes, colesterol alto, obesidad.

– Alimentación  inadecuada, rica en grasas. Comida chatarra.

– Es una enfermedad más frecuente en las mujeres, puede deberse a que tienen una vida más prolongada.

– El tabaco, juega un papel importante, siendo un claro factor de riesgo para esta patología.

Diferentes métodos de prevención.

– Se recomienda una dieta abundante de frutas y verduras, especialmente vegetales de hoja verde como espinacas, brócolis, berros, acelgas, y frutas como manzanas, kiwis, piña.

– Incluir en los alimentos, aceites vegetales que contengan omega 3.

– No pueden faltar en tu dieta, alimentos ricos  en antioxidantes como: ciruelas, ciruelas pasas, arándano, guayaba, mango, etc.

Además de chocolates, té verde, vitamina E, vitamina C.

– Las fresas, pueden ayudar a proteger el cerebro de esta enfermedad, por un antioxidante especial que contienen.

– Es imprescindible reducir los niveles de colesterol en la sangre, pues es un gran factor de riesgo. Para ello será necesario ser perseverante en consumir una alimentación sana.

– Ejercita tu mente a diario, lee diferentes artículos, soluciona puzles, ejercita física y mentalmente las matemáticas.

– Practica ejercicios físicos y mentales, como el yoga, ejercicios de relajación, las relaciones personales, las artes, la jardinería, oxigena y renueva tu espíritu, evita el estrés.

Algunas recetas naturales.

– El pigmento de la cúrcuma, ayuda a romper las “placas” que marcan el cerebro de la enfermedad de alzheimer.

– El extracto de ginkgo biloba, le ayudará a mejorar la circulación periférica, la concentración y la memoria. Tomar  3 veces al día, 30 gotas de extracto en un vaso de agua.

– Omega 3:  Dos cápsulas al día, en mucha agua. Una en la mañana y otra en la noche. Ayuda a controlar todas las funciones, disminuye el colesterol malo, contribuye al buen funcionamiento del corazón, sistema inmunológico, el sueño y la energía.

– Aceite de chía: Tres a cuatro cápsulas al día. Reduce el colesterol malo, previene enfermedades cardiovasculares, mejora la concentración, previene la diabetes.

Loading...
Loading...